Go Back   Champions of Regnum > Español > La Taberna

La Taberna Un lugar para conversar sobre casi cualquier tema

View Poll Results: ¿Como calificarias la historia hasta el momento?
Pésima! 9 20.45%
Muy mala. 0 0%
Mala. 0 0%
Regular-mala. 0 0%
Regular. 1 2.27%
Regular-buena. 0 0%
Buena. 3 6.82%
Muy buena. 6 13.64%
Excelente. 14 31.82%
Impresionante! 11 25.00%
Voters: 44. You may not vote on this poll

Reply
 
Thread Tools Display Modes
Old 01-28-2009, 04:21 PM   #1
Celerian
Apprentice
 
Celerian's Avatar
 
Join Date: Mar 2006
Location: Yerba Buena, Tucumán (Argentina).
Posts: 89
Celerian is on a distinguished road
Lightbulb La Flecha de Plata

"Celerian, una joven aventurera alturian, trata de rearmar su vida luego de una serie de desalentantes episodios. Al encontrarse apoyada por mas compañeros, decide dejar la vida tranquila y adentrarse en la aventura. Pero no sabe que se esta exponiendo a peligros inimaginables. Sus mayores temores, se haran realidad."


Indice

Capítulo I:
Parte 1: Confusión
Parte 2: La Hoja

Capítulo 2:

Parte 1: Iniciación
Parte 2: Iniciación (segunda parte)
Parte 3: El encuentro
Parte 4: Oscuridad
Parte 5: Epifanías

Capítulo 3:

Parte 1: ¡Vamos!
Parte 2: El reto
Parte 3: La desdicha de la bestia
Parte 4: Consecuencias
Parte 5: Una amenaza invisible
Parte 6: Enfrentamientos
Parte 7: Saludando al Destino
Parte 8: Enfrentando la realidad


Capítulo 4:

Parte 1: Un tiempo después

ڃټکڥںڬڲڿڮڟ ۝ ڃټکڥںڬڲڿڮڟ


¡La historia ha sido finalmente titulada!

La Flecha de Plata


ڃټکڥںڬڲڿڮڟ ۝ ڃټکڥںڬڲڿڮڟ
__________________
And thats how Celerian sees it!

Alcanzá la gloria. Encontrá vos también la Fuerza ~

Last edited by Celerian; 07-21-2009 at 07:59 PM.
Celerian no ha iniciado sesión   Reply With Quote
Old 01-28-2009, 04:23 PM   #2
Celerian
Apprentice
 
Celerian's Avatar
 
Join Date: Mar 2006
Location: Yerba Buena, Tucumán (Argentina).
Posts: 89
Celerian is on a distinguished road
Default Capitulo I - El comienzo.

Capitulo I. El comienzo.

Capítulo primero
ڥڭښ Confusión ڇکڟ
Por Celerian


Abro los ojos y todo es muy confuso. No siento las piernas, y me cuesta respirar. Todo es muy extraño. No puedo reconocer la habitación que me separa de la intemperie. ¿Dónde estoy? No puedo moverme. Me siento débil y pesada. No se que es lo que me esta sucediendo.
De repente, la puerta se abre. Simulo estar dormida por miedo de estar en el lugar equivocado en el momento equivocado. Los pasos se acercan. Estos se detienen junto mi cuerpo recostado. Una mano con una especie de paño mojado comienza a humedecer mi frente, suave y delicadamente. No mucho tiempo después, los pasos se alejan dejando el paño sobre mi cabeza. Sin otra alternativa, comienzan las preguntas: ¿Estoy enferma? ¿Por qué alguien esta interesado en mi bienestar? ¿Quién? Pero estas, no fueron más que preguntas que acarrearon a más y a más: ¿Quién podría haber sido esa persona? ¿Pero por que vino aquí donde estoy yo?... ¿Yo?... Silencio. Estoy totalmente desorientada. Un fuerte dolor interrumpe mis pensamientos. Una fuerte jaqueca que invade lo que quedaba sano de mi cuerpo adolorido. Tengo que ser fuerte. Tengo que responder las preguntas que rondan por mi mente alborotada.

Caminando con pasos débiles y cortos alcanzo la perilla de la puerta de la habitación. La giro silenciosamente esperando que nadie pueda oírme del otro lado. Al abrirla, me encuentro con un largo pasillo que se extiende hacia mi derecha y desemboca en una escalera en caracol que, por que lo que parece, conduce al piso de abajo. Sigilosamente, y vigilando constantemente a mi alrededor, me dirijo hacia la escalera. Comienzo a descender intentando disimular el crujido de los escalones que tratan de resistir el peso de mi cuerpo sobre ellos. A medida que desciendo, puedo ver una habitación cerrada. Esta, tiene una mesa en el medio con cuatro sillas a su alrededor. El bajar tres escalones mas me permite ver a una señora mayor sentada en un sillón que apunta hacia la chimenea que permanece encendida. La señora, con su rostro lleno de lágrimas, tiene un libro en sus manos y, por lo que me parece, cada hoja que ella lee solo le acarrea más sufrimiento y pena a su pobre persona. Desciendo un escalón más para poder ver bien su rostro. Pisarlo bruscamente me hace caer cuesta abajo. Acostada en el piso y sin fuerzas, no me queda más que esperar ayuda. Pero esta no tarda el llegar. La misteriosa señora se levanta rápidamente de su sillón y corre en mi ayuda. Me levanta y me sienta en una de las cuatro sillas que rodean la antigua mesa que ocupa más de la mitad de la habitación.
- ¿Estas bien, Celerian? – pregunta la anciana.
- ¿Celerian? ¿Quién es Celerian? ¿Quien es usted? – pregunto con curiosidad.
No terminadas mis palabras, la señora comienza a llorar. Las lágrimas de sus llantos no hacen más que humedecer su agrietado rostro en pleno sufrimiento.
- ¿No…no me reconoces? - pregunta la pobre mujer con una voz rasposa y tartamudeante.
- Lo siento – le respondo.
A lo que la mujer, luego de unos minutos de llanto, responde:
- ¡Ese perro del oráculo tenia razón! El nos dijo que luego del accidente perderías completamente la memoria… ahora veo por que no me recuerdas.
- ¿No la recuerdo? ¿Mi memoria? ¿Quién es usted? ¿Quién soy yo?
Ella, repentinamente, después de quitar la cara de tristeza de su rostro y cambiarla por una de felicidad inaudita, grita:
- ¡Llego la oportunidad!
- ¿Qué oportunidad? – pregunto ansiosa.
- ¡La oportunidad de destruir tu oscuro pasado! Si… ¡y todo será como siempre lo deseamos!
Yo no entendiendo nada. Mi pasado… ¿quiere destruirlo? ¿Por que? La anciana se levanta de la silla y corre hacia la chimenea. Yo estoy inquieta. No puedo comprender sus palabras recientemente dichas. Ella levanta el libro que estaba leyendo cuando yo bajada las escaleras y dice:
- Aquí, esta tu pasado, escrito en un diario personal que encontré entre tus pertenencias. Escucha atentamente lo siguiente: ¡Nunca, pero nunca, volverás a poner una mano sobre esta fuente de oscuridad y perversidad!
Dicho esto, lanza el diario hacia la hoguera. Todas sus palabras, todas las que menciono durante la conversación anterior pasaron por mi mente desorientada. Y en cuestión de segundos, comprendo que necesito saber, con ansia, lo que ese diario dice. Corro rápidamente hacia la hoguera, dispuesta a salvar los restos del diario envuelto en llamas.
La anciana trata de detenerme, a lo que respondo con un empujón. Ella cae para atrás y se golpea la cabeza con el borde de una pequeña mesa de madera que se encontraba entre el sillón y la chimenea. No se mueve. Soy conciente de que ella esta en un estado grave, que el golpe fue muy duro para su estado físico lamentable. Pero no tengo tiempo de preocupaciones. ¡Tengo que salvar el diario! Mientras dejo el cuerpo inmóvil de la anciana en el suelo, estiro mi brazo por dentro de las llamas, para salvar lo que en realidad es un bollo de hojas quemadas. Rápidamente comienzo a buscar algo que realmente me sea útil. Y allí lo encuentro. Un par de hojas que no tienen más que quemaduras en uno de sus extremos. Rescate lo que pude del libro. Pero ahí esta la anciana, inconciente. Puedo notar, después de una revisión rápida, que todavía esta con vida. Llena de ira, por lo que le hizo al libro que podía ayudarme a reconstruir mi vida, agarro una daga, que hay sobre una estantería que, por lo que parece, tiene objetos personales de un posible aventurero y una bolsa de la cual desconozco su contenido, y se la clavo en el centro del pecho. La anciana, con sus últimas fuerzas, pregunta:
- ¿Hija? ¿Por qué?
¿Me llamó hija? Al parecer, esa mujer es mi madre. Un oscuro ser invade mi cuerpo. O más bien, era mi madre. Un sentimiento, parecido al remordimiento, invade mi cuerpo, pero no tarda el ser expulsado de mi ser, por un simple “se lo merecía”.

Sin otra alternativa y totalmente invadida por el pánico, me visto con las armaduras de la estantería, me cargo de las armas que estaban en el mismo lugar, ato la bolsa, de la que antes desconocía el contenido, a mi cintura y guardo las hojas salvadas del diario en ella. Entonces, así, parto. Con un equipo de aventurero que, por algún motivo, me cabe a la perfección, un arco corto en mi espalda y una bolsa con oro y las hojas que rescate de las llamas, que describen, según creo, con detalle mi pasado. Ahora, me voy. Sin rumbo, pero me voy.


ڃټکڥںڬڲڿڮڟ ۝ ڃټکڥںڬڲڿڮڟ


Proxima entrega, "La Hoja". Capitulo I parte dos
__________________
And thats how Celerian sees it!

Alcanzá la gloria. Encontrá vos también la Fuerza ~

Last edited by darthsever; 05-15-2009 at 12:47 AM. Reason: Cambie el color de la historia para no confundirla con algunos otros posts.
Celerian no ha iniciado sesión   Reply With Quote
Old 01-28-2009, 04:36 PM   #3
Celerian
Apprentice
 
Celerian's Avatar
 
Join Date: Mar 2006
Location: Yerba Buena, Tucumán (Argentina).
Posts: 89
Celerian is on a distinguished road
Default Capitulo I. Parte 2. La hoja.

Sub entrega
ڥڭښ La hoja ڇکڟ
Por Celerian


Avanzo decidida por los pasillos del que ha sido mi hogar estos últimos años en la ciudad de Dohsim. Mis botas resuenan por la abovedada estancia anunciando mi llegada antes siquiera de haber atravesado la puerta. La espada que cuelga de mi cintura choca contra mi pierna, con un tintineo amenazador. Podría acallarla, pero me gustan las entradas triunfales y más si se trata de una visita ante mi Señor. Me ajusto los guantes de cuero sin detener mi paso y coloco correctamente mi capa sobre los hombros. Retiro un mechón de pelo de mi rostro y compongo mi mejor sonrisa. No necesito aparentar ser la mejor. Soy la mejor. Mi Señor lo sabe, yo lo sé, y para su desasosiego, mi padre también lo sabe. No en vano trata de evitarme.

Ante las puertas de los aposentos privados de mi Señor, me detengo unos segundos. Alzo la cabeza con orgullo y abro la puerta, avanzando hasta el final de la sala con paso altivo mirando orgullosa al primero de los hombres que se gira a mirarme. Trata de esconder su miedo componiendo una sonrisa de bienvenida, pero a ninguno de los dos nos pasa desapercibido el sentimiento que nos profesamos el uno al otro. Yo le odio por lo que me hizo y espero el día en que al fin pueda vengarme. Él me teme por lo que me hizo y ahora se arrepiente, pero es demasiado tarde para enmendar la falta.

- Tengo una misión para ti - es lo primero que dice mi Señor. Es conciso, como siempre. No hace falta andarse por las ramas. Directo. Mientras va desgranando los detalles de su plan, haciendo partícipes a mí y a mi padre, mi mente ya empieza a trazar posibilidades e infinitos caminos se abren para dar paso a la perfecta ejecución del plan de mi Señor. Mi expresión es inalterable, y cuando finaliza con los detalles, una sonrisa asoma mi rostro. Una sonrisa que esconde infinitos horrores para el hombre que está al lado de mi Señor. Pronto, muy pronto, él será prescindible. Él lo sabe, pero nada puede hacer para impedirlo. A una orden de mi Señor, ejecutaré mi venganza personal. Tiene los días contados. Y lo sabe. Por eso no es capaz de ocultar su miedo ante mí. .

Hago una profunda reverencia y giro sobre mis talones, al tiempo que mis largos cabellos y mi capa ondeen dando la sensación de estar flotando. Cubro mi rostro con la capucha y empiezo a andar hacia la puerta. Me espera un gran trabajo. Y espero que cuando vuelva, la recompensa sea satisfactoria.


FIN CAPITULO UNO


ڃټکڥںڬڲڿڮڟ ۝ ڃټکڥںڬڲڿڮڟ


Proxima entrega, "Iniciacion" parte uno. Capitulo 2.

Last edited by darthsever; 05-12-2009 at 07:54 PM. Reason: Cambie el color de la historia para no confundirla con algunos otros posts.
Celerian no ha iniciado sesión   Reply With Quote
Old 01-28-2009, 04:41 PM   #4
Sttripped
Banned
 
Sttripped's Avatar
 
Join Date: Mar 2006
Posts: 96
Sttripped has a little shameless behaviour in the past
Default

Estoy esperando el capitulos dos, muy bueno Cele te felicito!!!
Sttripped no ha iniciado sesión   Reply With Quote
Old 01-28-2009, 05:42 PM   #5
Celerian
Apprentice
 
Celerian's Avatar
 
Join Date: Mar 2006
Location: Yerba Buena, Tucumán (Argentina).
Posts: 89
Celerian is on a distinguished road
Default Capitulo II. Iniciacion.

Capitulo II, parte uno.


ڥڭښ Iniciación ڇکڟ
Por Celerian



Bajo del barco. Este lugar es nuevo para mí. La gente acarrea sus frutos, pasea sus animales. Los aventureros corren de un lado al otro. Puede verse gente a la lejanía que cabalga a toda velocidad hacia el puerto. Pasado unos minutos de caminada, puedo ver a un hombre con una carreta. Me acerco a el y, luego de una proposición, queda en llevarme a el poblado mas cercano por unas cuantas monedas de oro.

Dos horas de viaje terminan en las afueras de el poblado de Ilreah, en el conocido “Valle de la iniciación”. Le pago al hombre; luego, se retira. Debajo de la carreta, puedo observar una edificación que se levanta en forma de columna. ¿Qué será? Me acerco curiosamente a mirarla. Estirando la mano para poder tocarla, puedo escuchar a un hombre atrás mío que me dice:
- Ni se te ocurra tocarlo. Es una columna arcana.
- ¿Columna arcana? – le pregunto.
- Si. Solo dejas una muestra de tu sangre, haces una pequeña, pero sincera, reverencia y ya esta – responde.
- Ah, si, el señor que me trajo me hablo de ellos, pero se les refería como altares de resurrección.
- Si, – asiente con la cabeza – así les dicen. Soy Utelor, por cierto.
- Ah, encantada. Mi nombre es Celerian.
- ¿Eres aventurera Celerian? – pregunta Utelor.
- Si, algo así.
- Bueno, te diré como se lo digo a todos. ¿Ves a ese alturian de allá? El es Relee, el te dirá que tienes que hacer si es que quieres comenzar tu aventura. Bueno, -gira sobre sus talones- me encantaría quedarme a hablar contigo pero tengo mucho trabajo. Fue un placer Celerian.
Al retirarse Utelor, me dirijo hacia Relee. Un extraño alturian, pelo rubio erizado, alto y unas podridas botas cubriendo sus pies. Sin duda, es un explorador. Me acerco cordialmente hacia el y le digo:
- Hola, soy Celerian, me mandó...
Mis palabras son interrumpidas por su voz rápida y precisa:
- ¡¿Acaso debo recordarte que estamos en guerra?! No tengo tiempo para idioteces. Además, estoy cansado. Llevo mas de ocho horas al día aquí parado esperando a los haraganes como tu que comienzan sus aventuras en los momentos menos oportunos... ¿Qué estaban esperando?
- Lo siento – respondo – ya me iba.
- Si, vete, no quiero oírte gimotear como bebito. Ve, habla con Coral.
Enojada por la actitud despreciable del hombre, doy media vuelta y la veo. Una guardia, con su armadura que brillaba por el sol del medio día. La bandera de Syrtis era su tema; su espada en su espalda y su escudo en su brazo izquierdo. Me le acerco, totalmente intimidada por semejante presencia.
- ¡Buenos días aventurera! – Me dice – Seguramente hablaste con Relee.
- Si – le respondo.
- ¡Excelente! Entonces es hora de comenzar. Pero antes, me presento, mi nombre es Coral. Soy guardia del poblado de Ilreah.
- Un gusto –le digo mientras transformo mi cara de miedo a una de felicidad.
- Bueno, como primera parte de tu entrenamiento, dirígete hacia el este. Ve a las praderas y elimina cinco lobos cachorros. No te debería resultar muy complicado. Si necesitas ayuda, acude a mí o al guardia mas cercano.
- Bueno, gracias – respondí.

¿Qué? ¿Cómo es que termine aquí? ¿Matando unos indefensos animales para lograr el aceptamiento de alguien? Pero no tengo alternativa. Ya le dije que si. Espero que esto no desemboque en nada terrible como el accidente de la otra noche. Decidida y armada con un pequeño arco y unas flechas, me dirijo a lo mas profundo del valle a la caza de los lobos.

Toda cubierta de sangre, consigo las pieles de los pequeños animales. Ha pasado una hora. Coloco el botín sobre mis hombros y me dirijo hacia la cima del valle, donde se encuentra, allí parada, Coral. Al llegar, puedo ver que ella me hace una seña con la mano. Me acerco. Agotada, me tiro al suelo.
- ¡Buen trabajo! – dice tratando de animarme.
- Je je Gracias – respondo.
- Sin duda, tengo a un verdadero talento delante de mí. Lamento haberte subestimado, sin duda seras un gran soldado de Syrtis. Ah, pero esto no se va a quedar así, se lo haré saber al pueblo. – dice Coral con una voz todavía alentadora – Ahora levántate. Toma este dinero. Ve a la posada y descansa. Mañana por la mañana habla con Acael, el te dirá que hacer.


ڃټکڥںڬڲڿڮڟ ۝ ڃټکڥںڬڲڿڮڟ


Proxima entrega, Iniciacion, parte dos.

Imagen adecuada para la entrega: http://s1.subirimagenes.com/otros/1950079celerian.jpg
__________________
And thats how Celerian sees it!

Alcanzá la gloria. Encontrá vos también la Fuerza ~

Last edited by darthsever; 05-15-2009 at 12:55 AM. Reason: Cambie el color de la historia para no confundirla con algunos otros posts.
Celerian no ha iniciado sesión   Reply With Quote
Old 01-28-2009, 06:04 PM   #6
Tuor
Baron
 
Tuor's Avatar
 
Join Date: Sep 2007
Posts: 708
Tuor will become famous soon enoughTuor will become famous soon enough
Default

Buenísimo relato, muy atrapante.
Dale para adelante
__________________
Tuor
Tuor no ha iniciado sesión   Reply With Quote
Old 01-28-2009, 06:12 PM   #7
elendriel
Count
 
elendriel's Avatar
 
Join Date: Aug 2007
Posts: 1,565
elendriel is on a distinguished road
Default

Buen relato. Me parece que tengo antagonista para mi relato?(Si lo continuo jajaja)
__________________
エレンドリエルウィルンニエドSuicida Foro Horda 死神 e Ignis
神風な死女神
  乱麻  壊滅  勇気   恐怖    不羈
elendriel no ha iniciado sesión   Reply With Quote
Old 01-28-2009, 06:38 PM   #8
Tuor
Baron
 
Tuor's Avatar
 
Join Date: Sep 2007
Posts: 708
Tuor will become famous soon enoughTuor will become famous soon enough
Default

Quote:
Originally Posted by elendriel
Buen relato. Me parece que tengo antagonista para mi relato?(Si lo continuo jajaja)
Continualo, que entremezclar relatos queda fantástico

PD: Celerian me suena a algún NPC de Syrtis, no se porqué
__________________
Tuor
Tuor no ha iniciado sesión   Reply With Quote
Old 01-28-2009, 07:15 PM   #9
Celerian
Apprentice
 
Celerian's Avatar
 
Join Date: Mar 2006
Location: Yerba Buena, Tucumán (Argentina).
Posts: 89
Celerian is on a distinguished road
Default Capitulo II. Parte dos

Capitulo 2, Iniciacion. Parte dos.

Segunda parte
ڥڭښ Iniciación ڇکڟ
Por Celerian


La mañana es joven. Se pueden escuchar los gallos despertando al poblado. Me levanto de mi cama, me visto, y me dirijo hacia afuera. Al salir, puedo ver a Rahelia es la alquimista del pueblo, dueña de la posada y esposa de Ilens, un joven alturian que dedico toda su vida al servicio de la corona, el pregonero del pueblo. Le pago a la encargada el dinero de la noche en la posada y me dirijo a salida sur del pueblo, a hablar con Acael.
Quedo impresionada. Su armadura del reino, brillante y duradera, cubre su cuerpo entero; su casco bloquea los efectos agresivos que los rayos del sol provocaban en su cabellera. En la mano izquierda, un arco, mientras que en la derecha, un pergamino es sostenido. Me acerco a el y, con una voz débil y cautelosa, le digo:
- Buenos días. Es usted Acael, ¿No?
- Así es, ¿Quién pregunta? – responde el honorable guardia.
- Soy Celerian, Coral me dijo que hablara contigo.
- ¡Ah, Celerian! Mi hermana estuvo hablando muy bien de ti. Dice que tienes talento, pero yo no me lo creo tan fácilmente. Tendrías que probármelo. Ten, toma esto –me dice mientras estira su mano con el pergamino hacia mí- dáselo a Annada Silverfinder, es la carpintera. Te renovara tu arco, así vemos de que estas hecha. Ahora, vete.
Totalmente impresionada por el carácter del guardia, me dirijo hacia la casa de la carpintera. Al llegar, la veo ahí, parada en la puerta. Una elfa joven, cabello rubio, largo, como suelen tener las elfas, unas ropas muy elegantes y un arco en su mano.
- Otro aventurero, ¿verdad? – me pregunta.
- Si, así es. – respondo.
- Ya veo. Vienes a por el arco de entrenamiento, ¿cierto?
- La verdad, estoy un poco confundida. Acael, el guardia, me dio esto – lo digo mientras le enseño el pergamino.
- Si, pon el pergamino por ahí y, al retirarte, levanta uno de esos arcos.
- Gracias.
Dicho eso, levanto el arco y me voy. Al volver con Acael, el me mira y dice:
- Bien hecho, ahora solo queda una cosa más antes de que ponga a prueba tus habilidades. Estamos atravesando tiempos difíciles y no podemos permitirnos que jóvenes mueran de entre nuestras filas debido a la falta de experiencia. Así que dirígete al centro de pueblo y busca a Ruby, la entrenadora de arqueros, ella te dará una mano.

Acael, siempre firme y bien postrado, me habló con mucha presicion, fue tal que no dejo lugar a preguntas.
Me dirijo a la plaza del poblado de Ilreah. Llamo a una anciana, que paseaba con una pequeña niña, y le pregunto del posible paradero de Ruby. Camino no más de 150 pies al norte por entre las casas de barro del poblado cuando la veo. Me acerco a ella y le informo el motivo de mi visita. A esto, responde:
- Un novato que no se entrena es como una planta que no se riega. Si quieres que tus flechas lleguen a tocar los cielos, como las copas de los árboles más altos, seguirás las aventuras que te depare el destino.
- No comprendo –le respondo.
- Es sencillo pequeña novata, ¿ves a ese elfo de allá? – lo dice mientras señala al norte con una flecha que tenia en su mano derecha – El es Ilens el pregonero del pueblo. Habla con el, el te mantendrá al tanto de los problemas de los ciudadanos.
- Bueno, un placer...emh...
- Ruby, soy Ruby.
- Ruby, un placer.
Mientras me marcho, en dirección al pregonero, alguien me llama desde la oscuridad de un callejón. Sigilosamente me le acerco y, manteniéndome bajo la luz del sol sin entrar al callejón, le pregunto que es lo que se le ofrece. Responde:
- Hola, mi nombre es Tudruel, lamento tanta cautela. Este es mi hermano mayor, Burugu, recién se ha comenzando a entrenar en las artes de la curación y la invocación por medio de la magia.
- Hola – respondo.
- Bueno, voy al grano. Escuchamos que estabas en busca de aventuras. Y nosotros podemos facilitarte una muy sencilla – dice Tudruel.
- ¿Si? – pregunto ansiosa.
- Claro, para eso estamos, para ayudar. Entonces, ¿aceptas?
- Por supuesto, pero díganme que tengo que hacer – comento.
- Es sencillo. Ve al bosque de Marelah, y elimina unos cinco osos pequeños y tráeme sus pieles. Al regresar, te daré unas armaduras viejas que encontré el otro día y unas cuantas monedas de oro; la recompensa adecuada para el trabajo adecuado. ¿Aceptas?
- Si, no tengo nada que perder.
- Excelente. Mi hermano, Burugu, te acompañara, solo por precaución. Pero estén atentos a que no los vean los guardias. La caza de osos esta prohibida.
- Está bien. – Respondo- Partiremos cuanto antes.
- Excelente. Y tengan suerte.

Entonces, así, parto acompañada por un extraño mago, con un báculo que parece más una rama vieja, en camino al bosque de Marelah. No estoy segura si estoy forjando mi destino o irrumpiendo la ley al hacer algo que no debería. ¿A quien le importa? Al mago no. Pero tendremos que ser cuidadosos, porque según lo que mi compañero me cuenta, el bosque es muy peligroso. Hay gente que entra, pero nunca sale.


ڃټکڥںڬڲڿڮڟ ۝ ڃټکڥںڬڲڿڮڟ


Proxima entrega, Iniciacion, parte tres.
__________________
And thats how Celerian sees it!

Alcanzá la gloria. Encontrá vos también la Fuerza ~

Last edited by darthsever; 05-15-2009 at 01:03 AM.
Celerian no ha iniciado sesión   Reply With Quote
Old 01-28-2009, 07:21 PM   #10
Celerian
Apprentice
 
Celerian's Avatar
 
Join Date: Mar 2006
Location: Yerba Buena, Tucumán (Argentina).
Posts: 89
Celerian is on a distinguished road
Talking Gracias!

Gracias a todos por su apoyo. Todo eso, me da ganas de seguir adelante con la historia.


Quote:
Originally Posted by Tuor
Continualo, que entremezclar relatos queda fantástico

PD: Celerian me suena a algún NPC de Syrtis, no se porqué
Ajaja. Seguramente te suena. Pero no es "Celerian" el que te suena, sino "Celebrian" que es el entrenador de conjurador de la ciudad de Raeraia. Eso, no fue mas que una terrible coincidencia :P

Gracias de nuevos a todos por todo y drisfruten el resto de la historia!
__________________
And thats how Celerian sees it!

Alcanzá la gloria. Encontrá vos también la Fuerza ~
Celerian no ha iniciado sesión   Reply With Quote
Reply

Thread Tools
Display Modes

Posting Rules
You may not post new threads
You may not post replies
You may not post attachments
You may not edit your posts

BB code is On
Smilies are On
[IMG] code is On
HTML code is Off

Forum Jump


All times are GMT. The time now is 01:58 PM.


Powered by vBulletin® Version 3.8.7
Copyright ©2000 - 2020, vBulletin Solutions, Inc.
NGD Studios 2002-2016 © All rights reserved