Go Back   Champions of Regnum > Español > La Taberna

La Taberna Un lugar para conversar sobre casi cualquier tema

Reply
 
Thread Tools Display Modes
Old 12-01-2010, 01:03 PM   #1
Icewizard
Apprentice
 
Icewizard's Avatar
 
Join Date: Mar 2008
Location: Escribiendo historias...
Posts: 84
Icewizard is on a distinguished road
Default La Travesía de Apolo

Índice

Capítulo 1.- El extraño sueño.
Capítulo 2.- Ida sin vuelta.
Capítulo 3 y 4.
Capítulo 5.- Los regalos caen del cielo.
Capítulo 6.- Caída en picada.

El extraño sueño

Había un niño de mediana estatura, de pelo rubio pálido y ojos marrones. Corría a toda velocidad, como si su vida dependiese de eso. Lloraba a lágrima viva, por ende, sus ojos se habían puesto rojos e irritados. Sus manos estaban ensangrentadas al igual que su espada. Siguió corriendo entre árboles, saltando raíces, atravesó praderas vacías hasta llegar a un acantilado. Debajo de sus pies se oía el romper de las olas sobre las enormes, filosas y mortales rocas. El niño, aterrado, se volteó y vio a sus perseguidores. Eran cinco soldados del ejército espartano, sus armaduras los delataban. Pecheras, hombreras e incluso sus perneras eran de bronce. Cascos con plumas rojas, escudos de casi el mismo tamaño del cuerpo. Eran de baja categoría, soldados novatos.
Uno de ellos portaba un estandarte espartano, orgulloso. Los demás rodearon al niño con sus lanzas y espadas. Luego apareció un jinete detrás de ellos. Su rostro estaba oculto por el plateado casco. Su armadura, también plateada, le cubría todo el cuerpo. Parecía un autómata. Era el capitán y lideraba la caza.
Rió con maldad en su voz y le lanzó al niño una red. Este soltó varios gritos de espanto.

-Suéltenme.- suplicó el niño entre llantos.- No hice nada.-

-No tú, pequeño ateniense, pero esto pasa cuando desafías a los espartanos. Tal y como lo hizo tu mugriento padre.- dijo el capitán.

Los espartanos y ateniense siempre fueron enemigos. Muchos motivos y siempre la misma respuesta. La guerra y rezarle a los dioses.

-¿Qué van a hacerme?- chilló espantado el niño.

-Veremos, si te portas bien quizá te perdonemos la vida.-

Entonces empezó a arrastrar al niño sobre el suelo. Ató la red al caballo, montó y salió al trote a su ciudad.

Apolo, de tez clara, ojos marrones y pelo castaño, despertó sobresaltado. Se tanteó el rostro con las manos y se limpió el sudor. Sentía el peso de la red sobre él, como si él fuese aquél ateniese que se llevaron en su sueño. No es real, se decía una y otra vez en su cabeza. Recorrió la habitación con la mirada. Apolo vivía en una habitación de los cuarteles. Estas eran pequeñas, con paredes limpias de mármol puro. Por la ventana comenzaban a desfilar los primeros rayos del sol. El joven Apolo suspiró. Siempre se despertaba al alba.
Recorrió con la mirada la habitación compartida. Los cuarteles estaban repletos de guerreros y la gran mayoría debía compartir sus habitaciones.

-¡Por los dioses!- gritó.

Solo su mejor amigo Lykaios se despertó.

-¡¿Qué te pasa?! ¡Vas a lograr que nos tiren a los leones!- le dijo nervioso.

-Tuve un sueño muy raro.- respondió Apolo con el corazón latiéndole apresurado.

Su amigo suspiró, cansado.

-No importa, mañana tenemos que entrenar el doble.- bostezó.- Se avisa una guerra contra Atenas, otra vez.-

Esparta había sometido a casi toda Grecia bajo su poder. Muchas veces no necesitaba recurrir a la guerra, ya que una leyenda sobre los espartanos aterraba a todos los reyes; según decía la leyenda, los guerreros espartanos nacían con la bendición de Ares, dios de la guerra y la masacre. Algunos reyes, sin embargo se oponían al sometimiento y tal es el caso de Atenas. Esta ciudad era conocida por su maravillosa arquitectura y por sus sabios. Era la ciudad amada de Atenea, diosa de la sabiduría y el combate.
Desde entonces, ambas ciudades se habían declarado enemigas y se enfrentaban en constantes batallas.

Un cuerno de animal sonó con fuerza, Apolo reconoció el sonido; era el despertador. Los soldados gimieron agotados, hartos de levantarse al alba pero se sentían con un gran orgullo por estar dentro del ejército. Entonces, soportaban cualquier entrenamiento duro.
Una voz grave y ronca retumbaba de habitación en habitación, despertando a los soldados y dando gritos de ánimos. Era el entrenador, quien dirigía sobre el cuartel. Solía llevar una armadura en mejor estado y portaba armas mucho más poderosas. En estos tiempos se veían obligados a participar en combate junto a sus alumnos.

-Vamos señoritas, si quieren acabar con los guerreros atenienses deben entrenar muy duro. Al igual que nuestro señor Ares, la diosa Atenea es hábil en combate. Sería de tontos subestimar a sus tropas.- dijo el entrenador en un gran grito.

Afuera el sol ya brillaba con gran vigor en el cielo e irradiaba cálidos rayos sobre el cuartel. Apolo amaba salir en los días así, ya que sentía una gran energía en él.
En el ejército lo habían enlistado para usar espada y lanza, pero había encontrado su adoración en el arco y la flecha.
Ahora que se acercaba su décimo octavo cumpleaños, el joven comenzaba a ignorar la guerra y sus pensamientos se guiaban a la búsqueda de sus desconocidos padres. Según su general superior; Apolo había aparecido en las puertas del cuartel solo.
Ya terminado el día, cuando el sol se ocultaba, Apolo se acercó a su amigo.

-Lykaios, sabes, hoy estuve pensando en quiénes podrían ser mis padres.- susurró.

Su mejor amigo le lanzó una mirada asesina.

-No pienses en ellos ahora, Apolo, no son importantes. La guerra lo es.- dijo con tono de queja.

-¡Es que ya no importa la guerra!- chilló Apolo.- Voy a tener dieciocho años y no sé nada de ellos.- luego miró al cielo.- Que extraño sería si fuese… un dios.-

Lykaios lo miró y rió. Durante el resto del día no tocaron el tema.

Last edited by Icewizard; 01-03-2011 at 10:23 PM.
Icewizard no ha iniciado sesión   Reply With Quote
Old 12-01-2010, 04:54 PM   #2
cdnn
Apprentice
 
cdnn's Avatar
 
Join Date: Dec 2009
Location: Argentina
Posts: 83
cdnn is on a distinguished road
Default

Todo mal feo, no sacaste lo que te dije del general (?)

Puedo cagar la historia contando lo que me dijiste?

Va bien va bien, a ver como sigue
__________________
[Ra]--> cdn el conju/barba/Cazador the sorcerer cdn legendary shooter
[Horus]--> Mateus the Corrupt
[Nemon]--> Cdn
[Frozen Death]Van Sack LoL: ElGuerreroDl
cdnn no ha iniciado sesión   Reply With Quote
Old 12-01-2010, 05:01 PM   #3
ricardo_las_kasas
Initiate
 
ricardo_las_kasas's Avatar
 
Join Date: Oct 2008
Posts: 125
ricardo_las_kasas is on a distinguished road
Default

Quote:
Originally Posted by cdnn View Post
Todo mal feo, no sacaste lo que te dije del general (?)

Puedo cagar la historia contando lo que me dijiste?

Va bien va bien, a ver como sigue
mmm.... esta me parece mas interesante que la otra nueva que hiciste :P
__________________
Ricardo las kasasCaballero lvl 50 Alsius 666/Frozen Death
Clan bruto para gente del ro http://elbruto.es/team/614397
Mi bruto: http://puxilk.elbruto.es/
ricardo_las_kasas no ha iniciado sesión   Reply With Quote
Old 12-01-2010, 09:31 PM   #4
Icewizard
Apprentice
 
Icewizard's Avatar
 
Join Date: Mar 2008
Location: Escribiendo historias...
Posts: 84
Icewizard is on a distinguished road
Default

Quote:
Originally Posted by ricardodiez View Post
mmm.... esta me parece mas interesante que la otra nueva que hiciste :P
Puede ser, soy mejor haciendo cosas nuevas que re-escribiendo. La otra es interesante, pero más adelante.

En fin, el prox miércoles cap 2 :P
Icewizard no ha iniciado sesión   Reply With Quote
Old 12-02-2010, 02:16 AM   #5
Adriaan
Baron
 
Adriaan's Avatar
 
Join Date: Nov 2009
Location: Argentina.
Posts: 675
Adriaan will become famous soon enough
Default

A comerlaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa!! (?)

Copado!
__________________
Mario Lauro Santillan
Van Sack (El niño Rata)
Adriaan no ha iniciado sesión   Reply With Quote
Old 12-03-2010, 02:04 PM   #6
Icewizard
Apprentice
 
Icewizard's Avatar
 
Join Date: Mar 2008
Location: Escribiendo historias...
Posts: 84
Icewizard is on a distinguished road
Default

Para que no quede atras :º
Icewizard no ha iniciado sesión   Reply With Quote
Old 12-07-2010, 06:59 PM   #7
Icewizard
Apprentice
 
Icewizard's Avatar
 
Join Date: Mar 2008
Location: Escribiendo historias...
Posts: 84
Icewizard is on a distinguished road
Default Capítulo 2

Ida sin vuelta


Era de noche y Apolo no lograba reconciliarse con el sueño. Su mente era un revoltijo de enigmas y preguntas sin respuestas. Daba vueltas, inquieto, en la cama hasta que una voz enfurecida retumbó en su cabeza.

-¿Ya no te interesa la guerra?-

Apolo sintió que su corazón se paralizaba. Supuso que era producto del cansancio.

-No, no soy producto de tu cansancio.- respondió la voz al pensamiento del joven.

Entonces un hombre musculoso, con armadura griega completamente negra se apareció frente a Apolo. Era alto, su piel era morena y sus ojos eran de rojo sangre. Respiraba profunda y lentamente. Se acercó al joven y lo miró fijo.

-Yo, pequeño mortal, soy el señor de las guerras, el único y poderoso Ares.- susurró con orgullo.

Apolo se quedó helado, se sentía diminuto frente al dios. Involuntariamente sintió deseos muy fuertes de asesinar lo que sea. La presencia de Ares era insoportable ya que este emanaba una hedionda fragancia a muerte y sangre.

-¿Qué quieres?- preguntó asustado Apolo.

-Es simple.- dijo riendo el dios.- Tendré que elegir entre dos opciones. O te asesino rápidamente, o te cumplo un deseo.- y luego estalló en una ruidosa risa.

Apolo miró a sus compañeros, extrañado de que no se despierten por el ruidoso dios.

-No, estos no me escuchan. Solo tú, porque yo así lo deseo.- respondió Ares- En fin, te quitaré del medio.-

-¿Por qué?- preguntó Apolo con falsa tranquilidad.

-¡Porque te odio!- dijo Ares riendo nuevamente.- Me das vergüenza.-

-Ya… como si fuese suficiente motivo.- le dijo Apolo.

Al dios le brillaron los ojos de pura rabia. Gruñó como un perro rabioso.

-Espero que disfrutes tomar sol, ¡Infeliz!- entonces el dios chasqueó los dedos.

Apolo sintió un retorcijón en el estómago. Sintió dar vueltas en el aire. Pensó que iba a morir y cerró los ojos. Cuando los abrió, finalmente, estaba acostado en el medio de dunas.

-¿Dónde estoy?- se preguntó el joven.

Se revisó y notó que llevaba unos simples pantalones y una pechera de cuero. Su preciado arco había quedado en el cuartel. Supuso que el dios de la guerra deseaba matarlo lentamente. Algo dentro de él lo impulsaba a deambular entre la arena. Así lo hizo por horas. Caminó bajo un cielo estrellado, iluminado por la luna que brillaba tenuemente. Iba entre las enormes dunas de arena, pero se sentía perdido entre estas ya que eran iguales unas con otras. Se arrodilló, rendido y comenzó a rezar en voz alta.

-Se que existen, dioses. Algunos no me quieren. Pero si uno de ustedes pudiese ser un poco más comprensivo, ayúdeme. Una señal, por favor.-

Entonces la luna brilló con fuerza y un destello plateado surcó el cielo. Una y otra vez hasta que finalmente Apolo comprendió la señal. Siguió los destellos para encontrarse con una doncella con el cabello de oscuro castaño, tez pálida y con ojos de color gris tormenta. Vestía una toga griega muy limpia y blanca.

-Hola, querido.- le dijo a Apolo muy tiernamente.

-Ho…la.- dijo torpe ante ella.- ¿Quién es usted?-

-Soy la diosa de la sabiduría, Atenea.- respondió con una reverencia. Apolo la imitó.

-Mi señora, ¿Acaso sabe dónde estamos?- preguntó tímido.

-Claro, mi niño, estamos en las tierras sin lluvia. Egipto.- respondió la diosa, un poco ofendida por la pregunta.

Apolo bajó la mirada avergonzado.

-No voy a enviarte a ningún lado, solo vine a darte mi ayuda y pedirte un favor.- dijo la diosa.

-¿Qué necesita un dios de un mortal?- dijo gracioso Apolo.

Un trueno iluminó el cielo.

-Los dioses egipcios se enfurecen con mi divina intervención.- susurró Atenea.- Seré breve. Esparta asediara mi ciudad amada, Atenas y ¡No puedo permitir tal atrocidad! Ares jugará sucio, pero yo seré más sabia.- los ojos de la diosa brillaron emocionados.- Tú dirigirás mi ejercito.-

Apolo dudaba. Estaba atónito y nada encajaba. Un dios lo envía al desierto, luego la diosa de la sabiduría le pide dirigir el ejército. Era tentador, el odio que le tenía a Ares era excusa suficiente.

-No creo que sea prudente, mi señora. Esparta es mi ciudad natal.- respondió el joven.

La diosa rió, pero en su interior estaba enfureciéndose.

-Tu ciudad natal, claro, claro…- susurró la diosa para sí misma.

Luego, con agraciados movimientos, se acercó a Apolo para besarle la frente. Éste sintió que su cráneo se achicaba al tiempo que su cerebro crecía. Se tomó la cabeza entre las manos por si llegaba a estallarle.

-Te daré el mejor regalo de todos. La sabiduría.- le dijo sonriendo.

Finalmente la diosa desapareció con una suave brisa. Apolo miró al cielo.

-Gracias.- susurró.

Regresó a deambular entre las dunas, solo y confundido. ¿Por qué Atenea le había dicho eso? Él había sido criado en Esparta, de eso estaba seguro. Intentó recordar su infancia, pero no lo lograba. Todo era borroso y sin sentido. Apolo sentía que su cabeza le iba a estallar. Su visión se nubló y cayó a la arena.

Ahora Apolo se encontraba de pie en una muy pequeña casa de mármol gris. Las paredes estaban rajadas y descuidadas. En el medio de la sala, una mesa para cuatro pero solo había tres sillas. El mismo niño de la otra vez iba correteando de un lado para el otro, con la expresión del rostro preocupada. Una mujer de hermosa figura entró a la pequeña sala. Era de pelo rubio y ojos marrones. Delgada y menuda. Llevaba dos platos con escasa comida en sus manos. Los dejó en la mesa y llamó al niño.

-Ven, hijo mío, es hora de comer.-

El niño revoloteó alrededor de la madre. Parecía feliz ahora y se sentó. Devoró su comida en silencio.

-¿Dónde está papá?- preguntó el niño cuando se limpió los restos de los labios con su mano.

-No lo sé.- respondió la madre, con la voz quebrada.

Luego un guardia iba gritando entre las calles.

-¡Llegaron! Todos a los refugios. Repito, todos a los refugios.- ordenó.

El niño y la madre se miraron asustados. Incluso Apolo sintió miedo e intentó preguntar donde estaban pero la voz no le salía.
La visión se le nubló de nuevo. Cuando la recuperó lo primero que vio fue el rostro de una joven muchacha.

-Era hora.- dijo, suspirando agotada.- Sueño pesado, ¿eh?- luego rió.
Icewizard no ha iniciado sesión   Reply With Quote
Old 12-07-2010, 07:01 PM   #8
Icewizard
Apprentice
 
Icewizard's Avatar
 
Join Date: Mar 2008
Location: Escribiendo historias...
Posts: 84
Icewizard is on a distinguished road
Default

Mañana no voy a poder estar, por lo que hoy dejo el cap.

PD: Enjoy It
Icewizard no ha iniciado sesión   Reply With Quote
Old 12-07-2010, 08:34 PM   #9
ricardo_las_kasas
Initiate
 
ricardo_las_kasas's Avatar
 
Join Date: Oct 2008
Posts: 125
ricardo_las_kasas is on a distinguished road
Default

Quote:
Originally Posted by Icewizard View Post
Mañana no voy a poder estar, por lo que hoy dejo el cap.

PD: Enjoy It
esta historia mejora por momentos
__________________
Ricardo las kasasCaballero lvl 50 Alsius 666/Frozen Death
Clan bruto para gente del ro http://elbruto.es/team/614397
Mi bruto: http://puxilk.elbruto.es/
ricardo_las_kasas no ha iniciado sesión   Reply With Quote
Old 12-07-2010, 10:37 PM   #10
marlor
Pledge
 
marlor's Avatar
 
Join Date: Nov 2010
Location: por ahi
Posts: 18
marlor is on a distinguished road
Default

Ya quiero saber que sigue...
marlor no ha iniciado sesión   Reply With Quote
Reply

Thread Tools
Display Modes

Posting Rules
You may not post new threads
You may not post replies
You may not post attachments
You may not edit your posts

BB code is On
Smilies are On
[IMG] code is On
HTML code is Off

Forum Jump


All times are GMT. The time now is 01:51 PM.


Powered by vBulletin® Version 3.8.7
Copyright ©2000 - 2020, vBulletin Solutions, Inc.
NGD Studios 2002-2016 © All rights reserved